Introducción rápida a Escandinavia y los países nórdicos (¿cuál es la diferencia?)

Escandinavia está formada por Noruega, Suecia y Dinamarca. Los países nórdicos incluyen los países escandinavos, además de Finlandia, Åbo (que es parte independiente de Finlandia), Suecia, Islandia, Dinamarca y Groenlandia (parte de Dinamarca) más las Islas Feroe (parte independiente de Dinamarca). Podríamos incluir la región de Sápmi, ya que tiene su propio parlamento (con sede en Noruega, pero con representantes de Finlandia y Suecia) y una unidad cultural transfronteriza, aunque la región no se considere independiente ni autogobernada. En nuestro sitio hacemos hincapié en Escandinavia, pero como extensión natural encontrará información sobre todos los países nórdicos. ¿Por qué? Porque todos los países nórdicos cooperan estrechamente entre sí, lo que significa que, en general, las leyes están sincronizadas y existe libertad de circulación entre los países, etc. Así que, para hacerlo menos complicado, es natural incluirlos todos aquí.

También hemos creado un gráfico que puedes ver a continuación para simplificar (esperemos) el aspecto de todo esto:

Panorama de lo que puede esperar al instalarse aquí

Trasladarse a Escandinavia puede resultar abrumador para muchos expatriados, sobre todo para los que carecen de conocimientos de inglés, ya que éste es el principal segundo idioma para la mayoría, junto con una porción de germanoparlantes. Por otro lado, los países están muy digitalizados, por lo que puede gestionar la mayor parte de su comunicación con los distintos departamentos, la banca, etc. en línea a través de una solución de identificación segura e incluso las páginas informativas en inglés. Nuestro sitio está traducido a varios idiomas (aunque a veces resulte un poco tosco) y puede encontrar el conmutador de idiomas en la parte inferior de esta página y de todas las demás del sitio.

Trasladarse a Escandinavia

Trasladarse a Escandinavia abre un mundo de oportunidades, desde conocer sus impresionantes paisajes naturales hasta disfrutar de una calidad de vida que se encuentra entre las más altas del mundo. Al embarcarse en este emocionante viaje, es importante abordar algunas cuestiones prácticas para garantizar una transición sin problemas. Esta sección cubre aspectos esenciales como la vivienda, la sanidad, el empleo y la educación, proporcionándole los conocimientos necesarios para iniciar su viaje escandinavo.

Vivienda

Encontrar el lugar adecuado al que llamar hogar es el primer paso para establecerse en Escandinavia. La región es conocida por su diseño funcional y minimalista, que se refleja también en sus viviendas. He aquí algunos consejos para orientarse en el mercado de la vivienda:

  • Encontrar alojamiento: Utiliza las plataformas en línea, los periódicos locales y los grupos de contactos para descubrir los alojamientos disponibles. Considere la posibilidad de contratar a un agente de reubicación para obtener un servicio más personalizado.
  • Perspectivas del mercado del alquiler: Prepárate para un mercado competitivo, especialmente en las grandes ciudades. Tener la documentación preparada y ofrecer referencias puede hacer que destaques como posible inquilino.
  • Diseño escandinavo: Muchas casas presentan elementos de diseño escandinavo, conocido por su sencillez, funcionalidad y conexión con la naturaleza. Busque viviendas que ofrezcan mucha luz natural y utilicen el espacio de forma eficiente.

Sanidad

Escandinavia cuenta con algunos de los mejores sistemas públicos de sanidad del mundo. Como residente, tendrá acceso a servicios médicos de alta calidad:

  • Sistema público de salud: Una vez empadronado en el municipio, tendrás derecho a recibir asistencia sanitaria. El registro también le proporciona un número de identificación personal, crucial para acceder a diversos servicios.
  • Seguro médico privado: Aunque el sistema público cubre la mayoría de las necesidades, algunos optan por un seguro privado para acceder más rápidamente a especialistas y servicios adicionales.

Empleo

El mercado laboral escandinavo es diverso, con oportunidades en varios sectores. Adaptar su estrategia de búsqueda de empleo puede mejorar significativamente sus perspectivas:

  • Panorama del mercado laboral: Prosperan sectores como la tecnología, las energías renovables y la sanidad. Establecer contactos y mostrar tu capacidad de adaptación a la cultura laboral escandinava puede ser beneficioso.
  • Elabore su CV: Adapta tu CV para destacar las aptitudes y experiencias relevantes para los empleadores escandinavos. Hacer hincapié en el trabajo en equipo, la conciliación de la vida laboral y familiar y la competencia intercultural puede causar una impresión positiva.
  • Permisos de trabajo y normativa: Para los ciudadanos de fuera de la UE/EEE, obtener un permiso de trabajo es un requisito previo. Familiarícese con los requisitos específicos según su país de origen y el tipo de trabajo que busca.

Tenemos muchos artículos sobre la búsqueda de empleo en Escandinavia. Échales un vistazo.

Educación

Escandinavia es famosa por su sistema educativo integrador y de alta calidad, que ofrece numerosas opciones a familias y particulares:

  • Colegios públicos frente a privados: Ambas opciones proporcionan una educación excelente, y los colegios públicos ofrecen la ventaja de la inmersión en la lengua y la cultura locales.
  • Colegios internacionales: Para quienes prefieran la educación en inglés u otros idiomas, existen colegios internacionales, sobre todo en las ciudades más grandes.
  • Aprender idiomas: Adoptar el idioma local mejorará tu experiencia. Busque cursos de idiomas ofrecidos por ayuntamientos, plataformas en línea y grupos comunitarios.

Trasladarse a un nuevo país es una aventura llena de retos y oportunidades. Al abordar estas cuestiones prácticas, estarás sentando unas bases sólidas para una vida satisfactoria y plena en Escandinavia.

Lea uno de estos artículos si busca formación.

Vivir en Escandinavia

Adaptarse a la vida en Escandinavia significa algo más que ocuparse de la logística; es integrarse en el tejido de la sociedad local. Esta sección profundiza en aspectos esenciales como la banca, el transporte y la integración cultural, ofreciéndole ideas que le ayudarán a abrazar plenamente su nuevo entorno.

Banca y finanzas

Establecer sus bases financieras es crucial para vivir sin problemas en Escandinavia. He aquí cómo navegar por la banca y las finanzas:

  • Abrir una cuenta bancaria: Para abrir una cuenta, necesitará su permiso de residencia, pasaporte y justificante de domicilio. Algunos bancos pueden exigir un número de identidad personal sueco (o su equivalente local). La banca digital está muy extendida y ofrece un cómodo acceso a los servicios.
  • Entender los impuestos: Escandinavia es conocida por su amplio sistema de bienestar, financiado con impuestos relativamente altos. Familiarícese con el sistema fiscal local para conocer sus cotizaciones y las prestaciones a las que tiene derecho.
  • Gestione sus finanzas: Vivir en una nueva moneda implica ajustar los hábitos presupuestarios. Controla tus gastos, ten en cuenta el coste de la vida local y explora formas de ahorrar, como aprovechar los descuentos para estudiantes o los programas de fidelización.

Abrir una cuenta bancaria, obtener tarjetas de crédito, un banco móvil y todas las demás opciones de pago es una necesidad. Hoy en día hay muchas opciones locales y, por supuesto, internacionales, cada una con sus pros y sus contras. Consulte aquí artículos sobre el tema.

Transporte

Escandinavia ofrece un transporte público eficiente y es famosa por sus ciudades favorables a la bicicleta. He aquí cómo desplazarse:

  • Transporte público: Ya sean autobuses, trenes o metros, el transporte público es una forma fiable de viajar. Invierta en una tarjeta de viaje para obtener tarifas económicas y mayor comodidad.
  • Ciclismo: Disfrute de la afición local por el ciclismo con amplios carriles bici y programas de uso compartido de bicicletas. No sólo es respetuoso con el medio ambiente, sino también una forma estupenda de explorar la ciudad.
  • Tener coche: Aunque a muchos residentes les basta con el transporte público y la bicicleta, poseer un coche puede ser beneficioso para explorar las zonas rurales. Recuerda que los impuestos del vehículo, el seguro y los gastos de combustible pueden ser elevados.

En cuanto al transporte, ya sea en coche, autobús, tranvía, tren o incluso en bicicleta (muy popular en los países nórdicos), hay que tener en cuenta una serie de normas y ventajas. Más información en nuestros artículos en profundidad.

Lengua y cultura

Integrarse en la sociedad escandinava significa comprometerse con su lengua y su cultura. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a conectar:

  • Aprender la lengua local: Aunque el inglés está muy extendido, aprender la lengua local enriquecerá su experiencia y facilitará el establecimiento de vínculos más profundos con la comunidad. Muchos municipios ofrecen cursos de idiomas gratuitos para los recién llegados.
  • Costumbres y fiestas: Los escandinavos aprecian sus tradiciones y fiestas. Participe en las fiestas locales y adopte costumbres como el «fika» sueco o el «hygge» danés para sentirse como en casa.
  • Adaptación cultural: Estar abierto a nuevas experiencias y formas de pensar. Comprender las normas sociales locales, como el valor que se da a la intimidad y la igualdad, le ayudará a desenvolverse mejor en las interacciones sociales.

Integrarse en una nueva cultura es un viaje apasionante que requiere paciencia, apertura y voluntad de aprender. Si adoptas la vida cotidiana y las normas sociales de Escandinavia, te convertirás en un miembro más de la comunidad en un abrir y cerrar de ojos.

Lea aquí la interesante opinión de nuestro colaborador habitual Fredrick, que aterrizó en Dinamarca procedente de Kenia sin saber lo que le esperaba, salvo un puesto educativo.