Oslo – La ciudad del arte

Oslo

Oslo es la capital de Noruega, y también la ciudad más poblada de este bello país escandinavo(pulse aquí para leer más artículos sobre Oslo). Durante siglos, la población noruega ha sido considerada uno de los pueblos más hospitalarios de la Tierra, lo que convierte a Oslo en el lugar perfecto para disfrutar de una escapada noruega.

Oslofjord
Oslofjord

Curiosidades sobre Oslo

Palacio Real de Oslo
Palacio Real de Oslo

El principal reclamo de Oslo

No hay una sola razón por la que los turistas sigan acudiendo en masa a Oslo año tras año, pero si se les pregunta qué es lo que más recuerdan, casi siempre responderán: «la gente». Los expertos coinciden en que la alta calidad de vida de esta ciudad hace que sus habitantes sean de los más felices del mundo, y los turistas destacan que los habitantes de Oslo son de los más acogedores y hospitalarios. A los turistas también les entusiasma descubrir el «Oslo Pass«, que permite viajar gratis en varios medios de transporte público, aparcar gratis y entrar en muchos museos y otras atracciones turísticas.

Alojamientos, restaurantes y atracciones

Noruega alberga cientos de hoteles, desde los más lujosos hasta los más rústicos. El Hotel Soria Moria está situado en el campo, lo que puede proporcionarle un respiro tranquilo del ajetreo de la ciudad propiamente dicha. Dispone de piscina, sauna y un pequeño lago, y a pesar de su ambiente de lujo, resulta acogedor y hogareño. El Hotel Thon, situado en la parte central de la ciudad, ofrece una experiencia sencilla (aunque limpia y cálida) con menos servicios que no hará saltar la banca.

Museo Polar de Oslo
Polar Oslo

Cuando le entre hambre, no querrá perderse Maaemo, ¡el único restaurante noruego que ha recibido tres! Estrellas Michelin. Las preciosas vistas son fascinantes y la comida es orgánica, natural y local. Si desea una experiencia de lujo 100% noruega, éste es el lugar adecuado. Si necesita algo más asequible, Mogador es un buen lugar. Aquí encontrará una gran variedad de clásicos noruegos, un bonito ambiente y un menú asequible.

Mientras esté en Oslo, hay algunas cosas que sin duda querrá hacer. El Museo del Barco Polar Fram es una exposición única en su género, perfectamente adecuada para quienes viajan con niños. También está el Museo de Barcos Vikingos, que permite ver embarcaciones de cientos de años de antigüedad. La variedad de fiordos son vistas que no querrá perderse; las escarpadas paredes de los acantilados y las aguas centelleantes son sencillamente impresionantes. Por último, puede visitar el Castillo y la Fortaleza de Akershus, reminiscencia de la Edad Media.

Deja un comentario