Seguros en Noruega

Al igual que en el resto de Escandinavia, la estabilidad sociopolítica es tan alta en Noruega que se podría perdonar a alguien por pensar que no existen riesgos de ningún tipo en el país. Esta suposición dista mucho de la realidad, porque la inseguridad y los riesgos son dos cosas distintas.

No hay duda de que la vida es aleatoria e impredecible. Como respuesta a esta realidad del azar de la vida, Noruega no es una excepción.

Nunca se sabe cuándo se puede ser víctima de un accidente de coche, de un incendio que destripe su casa o del hundimiento de un negocio. Por ejemplo, consulte los seguros de automóvil disponibles para usted.

En realidad, es ingenuo que alguien en Noruega se sienta excesivamente seguro hasta el punto de ignorar la necesidad de un seguro.

Aplastamiento del coche; un seguro de coche puede ser útil en estos casos.

Quienes sean muy religiosos probablemente hayan leído la historia de Horatio Spafford, que perdió casi todo lo que poseía y se inspiró para componer la canción «It Is Well With My Soul».

Aunque Horatio Spafford pudo tener la gracia suficiente para afrontar las tribulaciones que le sobrevinieron por obra de Dios, no muchos son lo bastante fuertes para levantarse en momentos de tanta pérdida.

Para colmo, nunca se tiene la certeza de que los amigos o familiares vayan a estar a su lado hasta que resucite.

Entonces, ¿cómo asegurar sus inversiones y posesiones valiosas en Noruega? ¡Seguro! ¡Seguro! ¡Seguro!

Por qué necesita un seguro en Noruega

Algunas personas pueden tener la falsa impresión de que el sistema social de Noruega protege todos los intereses, inversiones y posesiones de las personas que viven en el país. Esta suposición no es cierta porque el sistema social básicamente dará a alguien las protecciones básicas generales que no incluyen la propiedad privada y las pertenencias.

Las compañías de seguros noruegas resultan muy útiles para cubrir el vacío existente a la hora de asegurar los bienes, el patrimonio y las empresas de entidades privadas frente a cualquier riesgo potencial.

Dado que vivimos en un mundo en el que las cosas extremas, incluso inesperadas, pueden suceder en el momento más improbable, tener un seguro da cierto nivel de confianza de una caída hacia atrás.

Pongamos por ejemplo que su casa es arrasada por un incendio, su coche sufre daños, queda incapacitado y pierde ingresos. Sea cual sea el riesgo, las compañías de seguros de Noruega actúan como sus socios de confianza.

A las aseguradoras no sólo les encanta que pagues primas, sino que te cubren las espaldas en el momento crítico de necesidad, cuando quizá las personas que esperabas que te fueran útiles te han abandonado.

Como expatriado en Noruega, tienes varias ideas sobre cómo crear riqueza en previsión de que, en algún momento, puedas venderlas y repatriar los ingresos a casa. Mejor aún, tienes algo tan preciado que realmente quieres comprar.

Tras años de esfuerzo, trabajo duro y privación, consigues el dinero suficiente para comprarlo; es un gran logro. Pero piense en esto ahora; es posible que, fuera de lo normal, lo que realmente ahorró durante toda una vida para conseguir se convierta en nada cuando un riesgo lo ponga en marcha. Una tormenta, fuertes vientos, fuego o cualquier otra cosa puede hacer añicos tu riqueza.

En Noruega, obviamente, tendrás la tentación de comprar cosas bonitas y caras. Un expatriado trabajador en Noruega siempre puede comprar lo que quiera o invertir en cualquier cosa que le interese. A menos que asegure esos grandes intereses, pueden irse al garete ante sus propios ojos.

Ventajas del seguro en Noruega

En la mayoría de los casos, las personas que se trasladan a Noruega pueden sentirse reacias a contratar un seguro para sus bienes o negocios debido a experiencias pasadas negativas con las aseguradoras de su país.

Probablemente ha sido víctima de un retraso en la indemnización o ha perdido completamente el seguro y ahora no quiere saber nada del seguro cuando llegue a Noruega. Esto es comprensible porque las personas se hacen en gran medida por sus experiencias.

Por mucho que le cueste contratar un seguro en Noruega, hay algo bueno en las aseguradoras del país. El sistema de seguros en Noruega es muy ágil y se centra en ayudar al asegurado estrictamente según lo previsto en el documento de la póliza.

En Noruega, una compañía de seguros no hará monerías para evitar indemnizarle. Son muy rápidos a la hora de responder a la angustiosa llamada de sus clientes.

Las compañías de seguros de Noruega cuentan con personal bien formado que va más allá del deber como guardianes de la protección del cliente para empatizar con él cuando se produce un riesgo.

No importa cuánta prima haya pagado en el momento en que su interés asegurado se pierda por un riesgo asegurado. Siempre que se evalúe y se demuestre que el siniestro ha sido consecuencia del riesgo asegurado, el asegurador le indemnizará sin más demora.

Las compañías de seguros de Noruega entienden que la pérdida de bienes ya es una carga y no quieren montarle ningún circo a raíz de su siniestro.

Qué puede asegurar en Noruega

Es posible que esté realmente interesado en tener un seguro pero se pregunte si realmente las cosas que le interesa proteger son asegurables.

Como cliente en Noruega, la aseguradora no espera que usted tenga un conocimiento exhaustivo de lo que es asegurable o no. Hoy en día, las compañías de seguros tienen una amplia cartera de riesgos e intereses asegurables, lo que significa que el suyo también puede estar en la larga lista.

En términos sencillos, cualquier cosa que se considere valiosa es asegurable de alguna manera. Pero como cliente racional, no necesita contratar un seguro sobre algo a lo que puede acceder fácilmente aunque pierda el primero.

Por lo general, las compañías de seguros de Noruega esperan que los intereses que asegure tengan un alto valor monetario.

Sólo tiene sentido que asegure algo como la vida, el hogar, la empresa, el coche, joyas caras, el trabajo o cualquier otra cosa que pueda ocasionar grandes pérdidas en caso de que se produzca un riesgo.

Un seguro en Noruega te cubre a ti y a tu familia

Lo mejor que puede hacer si quiere estar seguro de que lo que quiere asegurar en Noruega es realmente asegurable es ponerse en contacto con las compañías de su elección.

Noruega es un país con una gran conciencia digital, por lo que las empresas tienen sus perfiles y datos de contacto en Internet, desde donde obtendrá asistencia rápida del siguiente servicio de atención al cliente disponible.

Puede llamarles fácilmente y le responderán sin demora. Recuerde que necesitan un gran número de clientes para mantenerse a flote, por lo que cualquier cliente potencial es inestimable.

Cómo contratar un seguro en Noruega

Al igual que cualquier otro proveedor de servicios, las compañías de seguros de Noruega están ubicadas en las principales ciudades del país. Encontrará una aseguradora en Bergen, Kristiansand, Oslo o cualquier otra gran ciudad.

De hecho, algunas de las empresas tienen sucursales en todo el país desde las que operan como filiales.

También puede intrigarle saber que, en Noruega, más del 95% de los asegurados obtuvieron seguros y tramitaron siniestros sin tener que desplazarse físicamente a los locales de la aseguradora.

La operativa de las aseguradoras está tan optimizada que no necesitarás ir personalmente a las oficinas a golpear una mesa o pelearte con ellos para que tramiten tu siniestro.

Del mismo modo, puede llamar por teléfono móvil y firmar un contrato de seguro con la aseguradora sin más.

Una búsqueda rápida en Internet sobre aseguradoras en Noruega devolverá una enorme cantidad de enlaces relevantes. Pruébelo hoy mismo y sorpréndase de la cantidad de compañías de seguros que hay en Noruega y de su amplia lista de riesgos asegurables.

Qué necesita para contratar un seguro en Noruega

Como regla general, cualquier compañía de seguros se asegurará de averiguar primero qué relación tiene usted con el bien o interés asegurado.

Debe quedar claro que usted es el propietario del bien o que puede perder algún valor monetario en caso de que se produzca un riesgo.

También debe ser residente legal en Noruega en el momento de contratar el seguro. La aseguradora le pedirá sus datos de registro civil y de identificación. A partir de ahí, crearán rápidamente un perfil para usted en su base de datos y podrá estar listo para pagar su primera prima unas semanas después.

Foto del autor
Fecha de publicación:
An avid storyteller and passionate writer with a penchant for letting people know that which they don't know while at the same time telling people more about what they may already have known. At the end, you stay informed, be curious, and get cosy.