Ser un adolescente en Dinamarca

This post is also available in: Inglés Bokmål Danés Finlandés Sueco Estonio Letón Lituano Árabe Chino simplificado Francés Alemán Japonés Polaco Ruso Húngaro Ucraniano Holandés Italiano

¿Es usted un padre o madre que piensa mudarse con sus hijos adolescentes a Dinamarca? Entonces puedo imaginarme cuántas preocupaciones nublan tu mente. Por un lado, tienes que mudarte para asegurar un futuro brillante para tus hijos y no puedes dejarlos en casa, pero por otro, un nuevo entorno puede arruinar sus vidas hasta niveles inesperados. Aunque saber cómo es la vida de los adolescentes en Dinamarca puede incomodar un poco a alguien que cree en la paternidad estricta, es mejor que ser totalmente ignorante.

Sentimientos comunes entre los adolescentes

Sin duda, ser adolescente es algo muy delicado, al menos cualquiera que haya pasado por esta fase de la vida puede dar fe de ello. Normalmente, hay muchas cosas que pasan por la mente de un adolescente mientras el cuerpo también se adapta a la inminente edad adulta. Esta es una fase de la vida en la que cualquier padre debe tener mucho cuidado para no perder por completo al niño, porque un error en el acercamiento a un adolescente puede arruinar por completo su vida. relación padre-hijo o ambos.

Cualquier padre que se traslade a Dinamarca desde el extranjero siempre se planteará pensar y repensar si su decisión puede ser contraproducente, especialmente en lo que respecta a la educación de los hijos. Cuando un tenager entra en Dinamarca, los cambios biológicos en el cuerpo se entrelazan con un alto nivel de educación infantil liberal en el país. Para un padre acostumbrado a ser el jefe indiscutible que controla totalmente a sus hijos, Dinamarca, con sus leyes a favor de la libertad de los niños, está a punto de darle el susto de su vida.

Formas y leyes danesas que protegen a los adolescentes

Para empezar, los niños de Dinamarca se inician en la vida independiente muy pronto. Mientras que la edad adulta en Dinamarca se ajusta a la edad convencional de 18 años, en Dinamarca los adolescentes tienen mucho control sobre sus vidas. ¿Adivina qué? Tienen un horario diario claramente establecido, saben cuándo tomar un descanso, trabajar y ahorrar algo de dinero. Este niño no es de los que se dejan acompañar en todo momento.

En Dinamarca, cuando un niño llega a la adolescencia, muchas cosas ya han influido en su desarrollo personal y de comportamiento. Puedes imaginar que ya han explorado mucha información en el internet fácilmente accesible, saben lo que quieren en sus vidas, han sido socializados de manera diferente y muchos más.

Los padres que proceden de países que permiten la disciplina parental expresa de los hijos normalmente encontrarán imposible vivir con un adolescente en Dinamarca. Puede ser difícil superar la realidad de que en Dinamarca tienes permiso para corregir y educar a tu hijo, pero no mediante el terror o infligiendo dolor alguno.

La frase «ahorra la vara y malcría al niño» no tiene cabida en Dinamarca. Una pequeña caída en las tentaciones de castigar a un niño y el municipio se apresurará a quitárselo. No existe ningún recurso para que el ayuntamiento te devuelva a tu hijo si se demuestra que lo tratas con violencia.

Muchos padres, especialmente los negros en Dinamarca, se han visto en problemas con las autoridades por ser excesivos y brutales en su crianza. Muchos padres pierden a sus hijos adolescentes en el momento en que se nota que no les permiten vivir a la «manera danesa de los adolescentes».

Cosas que los adolescentes pueden hacer en Dinamarca a distintas edades

Los adolescentes de Dinamarca no son los típicos dóciles que dependen de los padres para llevar la voz cantante una de cada dos veces. Se sorprenderá de cómo su hijo o hija, al que ha llevado desde el extranjero, aprende a ser independiente tan pronto. Ven esta independencia en las películas, reciben historias de sus amigos en la escuela y leen sobre ella.

El sentido de la identidad personal y el autodescubrimiento entre los niños promedio de Dinamarca está en otro nivel. Son la verdadera generación snapchat ,tweeter y tiktok que probablemente te hipnotizará con la actitud de lo sé todo.

Los adolescentes de Dinamarca son curiosos y a la vez muy expresivos, lo cual es una gran hazaña. Mientras que los que tienen un sentido de autodirección en su adolescencia llegan a ser grandes triunfadores, un número de ellos sigue quedándose en el camino y se conforman con logros mezquinos.

Como padre expatriado en Dinamarca, quizá su aspiración sea que su hijo se convierta en un impecable médico, enfermero, ingeniero, estadístico, diseñador de procesos o informático. Pero como en Dinamarca existe esta cultura de que nadie es un perdedor sino que todos ganan, es probable que tu hijo no se sienta tan motivado para ser el mejor.

Aunque usted sienta el impulso paternal de ofrecer una orientación a su hijo adolescente a una edad temprana, el sistema danés no le dará esa oportunidad. Hay que dejar que los niños identifiquen sus puntos fuertes y persigan sus sueños. También es posible que lo pierdan todo y que el gobierno les proporcione de algún modo un medio de vida. Eso es lo bueno, lo malo y lo feo de ser padre de un adolescente en Dinamarca.

La vida de los jóvenes de 13 años en Dinamarca

En Dinamarca, los niños pueden empezar a trabajar a partir de los 13 años. Sin embargo, a esta edad, es el consentimiento de los padres para que el niño realice trabajos sencillos y ligeros, como repartir cartas, correos y periódicos por la finca. Es importante que el trabajo que realiza el niño a esta edad no tenga ningún efecto negativo sobre su salud personal o su escolaridad.

En un día normal de clase, está prohibido que su hijo trabaje durante un tiempo superior a 2 horas. En los días libres de la escuela. El niño no puede trabajar más de 7 horas al día. También hay un número determinado de horas de trabajo a la semana. Estas normas deben cumplirse estrictamente, pero también apuntan al hecho de que tu hijo adolescente tendrá dinero. Tú, al igual que yo, sabes lo que tener tu propio dinero puede hacer a un adolescente exuberante. Es probable que se sientan tan dueños de sus vidas que tu influencia como padre se desvanezca.

14 años en Dinamarca

Los 14 años son una etapa complicada en la vida de los adolescentes, ya que comienzan lentamente la transición de la pubertad a la edad adulta. A estas alturas, les han pasado muchas cosas en los últimos 3 años, más o menos, desde que entraron en la pubertad y están aquí de nuevo intentando recomponer sus vidas, afrontar nuevas metas y estar al mando. En Dinamarca, los jóvenes de 14 años pueden obtener una licencia para ciclomotores más pequeños. También siguen trabajando y obteniendo ingresos.

En caso de que estés paseando por Dinamarca y un ciclomotor con esos sonidos chirriantes te pase por las aceras, debe ser un niño de 14 años intentando registrar su presencia. Prepárate para entretenerte con algunas locuras que harán por ahí. Son casi adultos, pero todavía con mucho infantilismo envolviendo su pensamiento.

15 años en Dinamarca

Un adolescente de 15 años entra activamente en un estado de gran independencia. Sí, tu presencia como padre en la vida de un joven de 15 años es valiosa, pero no necesariamente para acompañarlo. En Dinamarca, trabajan hasta 2 horas los días de clase y 8 horas los demás días.

A la edad de 15 años, los adolescentes de Dinamarca están autorizados por ley a iniciar su actividad sexual. A esta edad tendrán abiertamente novios y posiblemente pasen una noche, una salida y muchas cosas por el estilo. Serán lo suficientemente respetuosos como para decirte que se están viendo con sus novios o novias, pero no debes parecer que les obligas a hacerlo a tu manera. Se trata de compartir ideas con ellos para que su actividad sexual no les arruine la vida.

En Dinamarca, un joven de 15 años también puede decidir cómo gastar su dinero y obtener un NemID. Con el NemID, los niños también pueden empezar a recibir correos en E-boks. Sencillamente, estos niños se acercan a la edad adulta de 18 años y, por tanto, se les deja libres para que empiecen a tomar decisiones vitales críticas sin que los padres se entrometan todo el tiempo.

La vida de los jóvenes de 16 años en Dinamarca

Como también se puede adivinar con la tendencia, un joven de 16 años en Dinamarca puede hacer ahora más de lo que se le permite a un joven de 15 años. Además de lo que hacen los jóvenes de 15 años, ahora pueden empezar a comprar bebidas alcohólicas. También pueden empezar a sacar el carnet de conducir para un coche.

No debe sorprenderse cuando su hija o hijo convoque una fiesta en casa e incluya licor en la mesa. No se están echando a perder pero es lo que la ley les permite. Tal vez, como padre, puedas encontrar una forma inteligente de hacerles saber los malos efectos de beber en exceso y de formarles en el consumo social.

Vivir como un joven de 17 años en Dinamarca

En Dinamarca, a un joven de 17 años sólo le falta un año para ser reconocido como adulto. Aquí pueden hacer el examen práctico para obtener el permiso de conducir. Cuando aprueban este examen, obtienen un permiso de conducir. Sin embargo, tienen que ir acompañados de alguien que tenga un permiso de conducir válido y sea mayor de 30 años.

Debido a su gran energía y a su afán de autoafirmación, estos adolescentes pueden llegar a ser muy temerarios o autodestructivos. Es posible que se vuelvan locos con el alcohol y que conduzcan de forma descuidada, por lo que no debes entregarles las llaves de tu coche con la esperanza de que siempre vuelva a estar en buen estado. Ten mucho cuidado cuando trates con estos jóvenes de 17 años en Dinamarca.

Su hijo adolescente cumple 18 años en Dinamarca

Dé la bienvenida a su hijo adolescente a la edad adulta propiamente dicha. Ya no es un niño y en Dinamarca, esto quedará muy claro. Quizá a los 17 años ya se hayan mudado y estén viviendo con un novio en algún lugar. Su control sobre este niño se está convirtiendo rápidamente en algo olvidado. Lo tomes o lo dejes, tu hijo ha superado tus vueltas y ahora tiene que partir hacia mayores retos en la vida. Seguramente serán ellos los que te informen de las nuevas tendencias del momento.

Esto es lo que su hijo podrá hacer en cuanto cumpla 18 años:

  • Votar en las elecciones al consejo, al parlamento y a la UE
  • Decidir dónde vivir
  • Decidir qué religión practicar – Comprar analgésicos sin receta
  • Comprar alcohol y tabaco en tiendas y restaurantes
  • Decidir en casos personales y en la mayoría de los casos financieros
  • Conducir un coche por sí mismo (si se concede el permiso)
  • Interrumpir un embarazo sin el consentimiento de los padres
  • Casarse