Los mejores trucos para aprender danés como extranjero

This post is also available in: Inglés Bokmål Danés Finlandés Sueco Estonio Letón Lituano Árabe Chino simplificado Francés Alemán Japonés Polaco Ruso Húngaro Ucraniano Holandés Italiano

La realidad en Dinamarca, que la mayoría de la gente no está dispuesta a contarte o simplemente pasa por alto, es que aprender el idioma danés es un gran rompehielos. Toda persona que venga a vivir a Dinamarca por un periodo de un año o más debe estar dispuesta a aprender danés. Incluso si viene a Dinamarca como estudiante o investigador, tener un nivel razonable de conocimientos de danés le abrirá muchas puertas de oportunidades. Recuerda que un estudiante internacional de  en Dinamarca tiene 20 horas de trabajo a la semana y a tiempo completo en los meses de verano. Durante este periodo, se pueden establecer importantes contactos con empresas que luego resultan ser los empleadores incluso después de la graduación. 

En todo caso, los daneses valoran mucho su lengua. Se nota en sus cálidas sonrisas si se dan cuenta de que, siendo extranjero, aún puedes hablar un danés razonable. En realidad, cualquiera que haya estado en Dinamarca le dirá que existe la suposición general de que todos los que viven en Dinamarca saben hablar danés. Sí, pueden hablar en inglés y cambian fácilmente a él cuando les queda claro que no puedes hablar en danés. Pero, su vida se vuelve mucho más fácil con el idioma danés. Si nadie te lo ha dicho, aprender danés será la mejor decisión que uno pueda tomar en Dinamarca

Introducción a la lengua danesa

La mayoría de nosotros sabemos que el aprendizaje de un nuevo idioma puede ser tan divertido como abrumador al principio. El idioma danés es muy divertido de aprender. La cuestión, sin embargo, es cómo se puede dominar el idioma y adquirir fluidez. 

Sea cual sea el motivo por el que quieras aprender danés, es probable que te encuentres con numerosos retos. Tal vez sea usted un estudiante internacional o simplemente un extranjero cansado de responder a cada pregunta con esa única palabra. También es posible que hayas decidido aprenderlo por diversión. Sea cual sea el motivo, hay muchos trucos para que el aprendizaje sea más divertido y sencillo. 

 Aprenda danés a través de su entretenimiento cotidiano 

El entretenimiento es un elemento vital de la vida humana, ya sea viendo vídeos, películas o series. Este truco funciona mejor para los principiantes. Sólo tienes que encender la película y activar los subtítulos. Es una especie de multitarea, ya que también aprenderás a deletrear diferentes palabras. La pronunciación es uno de los retos que probablemente experimentará en su viaje de aprendizaje del danés. Sitios como Swap Language pueden ayudarte a encontrar vídeos útiles. 

Los vídeos serán útiles para mejorar la pronunciación y aprender a expresarse. También le facilitará recordar varias expresiones de diversión, dramatismo o intensidad. Incluso puedes hacerlo más divertido pausando el vídeo y repitiendo palabras o expresiones en voz alta. Si no entiendes lo que significa, búscalo y añádelo a tu biblioteca danesa. 

Pulir el danés a través de los medios de comunicación 

Los avances tecnológicos han hecho que el aprendizaje del danés y de otros idiomas sea muy interesante y fácil. Puedes encontrar podcasts y audiolibros útiles en Internet, sin duda. Del mismo modo, también puedes sintonizar la radio y encontrar una emisora útil para tus clases diarias de danés. No tardarás en poder expresarte con ese amable tendero o vecino que siempre te sonríe. 

Este es un gran truco porque puedes aprender mientras realizas otras tareas, ya sea lavar los platos o estar en el tren. El secreto está en escuchar todo el danés que puedas. También es una buena manera de practicar y, después de todo, la práctica hace la perfección, ¿no es así? Si te familiarizas con las diferentes frases, te será más fácil entender el idioma. 

Disfrute e interactúe con la música danesa

Al menos una vez o más te has encontrado escuchando un tema en un idioma que no entendías, pero no puedes resistirte a los ritmos. Puede que al principio te parezca raro y extraño, pero pronto te encuentras cantando al ritmo de la música. 

Utiliza los recursos de Internet y tus amigos daneses para encontrar música que no sólo tenga buenos ritmos, sino también buenas letras en danés. No importa lo mal que se te dé cantar al principio, seguro que mejorarás con el tiempo. Como mínimo, es probable que despierte tu curiosidad para, al menos, buscar en Google la letra de la canción y averiguar qué significan las diferentes palabras o frases. 

Añada más libros daneses a su biblioteca doméstica

Aunque suene a tópico, la lectura es un método fiable de aprendizaje de idiomas y una forma eficaz de desarrollarlos. Al ser un principiante y todo eso, lo mejor sería leer libros sencillos como los infantiles. Sí, lo he dicho. Los libros para niños contienen frases básicas e imágenes que son grandes herramientas de aprendizaje. 

Además, las frases sencillas son mucho más fáciles de recordar y entender. Después de un tiempo, puedes pasar a leer libros más complejos o incluso noticias. La mayoría de los artículos de noticias se componen de frases sencillas acompañadas de fotos. También es una buena manera de estar al día sobre diversos temas en Dinamarca. 

Hablar, hablar y más hablar te hace perfecto  en habla danesa 

Tanto si prefieres hablar contigo mismo como con otras personas que hablan danés, te ayudará a familiarizarte con el idioma. Hablar contigo mismo te ayudará a practicar tu pronunciación y tu voz para las diferentes frases. Además, le permitirá adquirir mayor fluidez y hablar más cómodamente sin pensar en ello. 

Pide a tus amigos y vecinos daneses que eviten cambiar al inglés cuando noten que te cuesta comunicarte con ellos. Hazles saber que estás intentando mejorar tu danés. Lo creas o no, les entusiasmará que estés aprendiendo y serán más pacientes a la hora de comunicarse contigo. También podrían ofrecerse a dar algunas clases de danés, quién sabe. Además, será una buena manera de obtener información sobre los progresos que está haciendo. 

Encuentre un amigo por correspondencia danés y comparta recursos 

Sería útil encontrar un amigo dispuesto a intercambiar ejercicios, libros de texto y simplemente conversaciones generales. Las plataformas de medios sociales serían los mejores sitios para poner en marcha este truco. Tu amigo te ayudará a hablar danés y a mejorar la pronunciación. 

O, mejor aún, visita los sitios de citas y búscate una cita que hable danés para perfeccionar el idioma. Puede hacer que hables en danés durante una comida o una taza de café. También pueden ayudarte a encontrar ejercicios en las bibliotecas locales. De esta manera, puedes tener tu pastel y comerlo.