No hay excusas en sus obligaciones fiscales como expatriado en Dinamarca

This post is also available in: Inglés Bokmål Danés Sueco Estonio Hindi Árabe Chino simplificado Polaco Ruso Tailandés Ucraniano Vietnamita Italiano

¿Se traslada a Dinamarca por primera vez con la intención de vivir durante más tiempo y obtener ingresos? Entonces será mejor que te detengas un minuto y dejes de pensar en que la vida será tan interesante. Dinamarca es, sin duda, un hermoso país para los expatriados, no hasta que tengas encontronazos con la agencia tributaria danesa conocida como Skattestyrelsen.

Las autoridades danesas pueden farolear sobre cualquier otra cosa, pero no sobre la delincuencia, la seguridad, la sanidad y los impuestos. Como ya sabrá, Dinamarca es una democracia social. Por ello, las personas vulnerables reciben ayuda a través de la seguridad social. Para mantener este sistema, las personas que tienen ingresos en Dinamarca deben pagar su parte justa para que el sistema siga funcionando. Tanto si trabaja en Dinamarca como si tiene un negocio, sus obligaciones fiscales deben estar claras desde el principio.

Por lo general, las personas que tienen ingresos por alquileres, trabajo, negocios o cualquier otro tienen una obligación fiscal completa en Dinamarca, a menos que se indique claramente lo contrario. El incumplimiento de sus obligaciones fiscales hará que la agencia tributaria siga su caso y no es divertido. Confían en que la gente sea sincera con sus declaraciones de impuestos, pero son muy conscientes de que algunos traviesos siempre jugarán. Son estos casos de evasión fiscal deliberada. aunque es poco frecuente. que la Agencia Tributaria castiga de forma ejemplar para que sirva de ejemplo a cualquier persona con esos pensamientos.

Algunos temerarios aceptan trabajos en negro (trabajos por los que los trabajadores no declaran impuestos) pero esto es una gran ofensa. El empresario y el empleado que realicen trabajos en negro en Dinamarca se arriesgan a la mano dura y al castigo estricto de las autoridades. En resumen, el delito fiscal en Dinamarca no es rentable. De una forma u otra, te alcanzarán. Cuanto antes aclare sus datos fiscales y haga las declaraciones correctas, mejor será su vida en Dinamarca.

Sea consciente y deliberado al trasladarse a Dinamarca

Trasladarse de su país a otro completamente distinto no es un paseo. La mayoría de la gente no puede saber lo complejo que puede ser esto. Por lo tanto, antes de mudarse, debe tener un propósito claro para hacerlo. Esa razón debe ser algo que sirva de motivación cuando las cosas se compliquen.

Cuando se trata de mudarse a Dinamarca, que es oficialmente ladécima economía mundial más competitiva, es necesario dar algunos consejos. Los ciudadanos de Dinamarca prosperan en su alto nivel de vida. La economía danesa también tiene el potencial de ofrecer amplias prestaciones sociales del gobierno.

Básicamente, Dinamarca se ha convertido en una nación de inmigración neta y la mayoría de los inmigrantes proceden de Europa. Esto significa que Dinamarca acoge con frecuencia a un número razonable de expatriados. Como expatriado, necesita una guía fiscal que le oriente sobre sus obligaciones fiscales.

Guía de impuestos para expatriados en Dinamarca

Dinamarca figura entre los países más libres en el Índice de Libertad Económica y en el de Libertad Económica del Mundo. Aun así, si piensas quedarte un tiempo o más de 6 meses, cuando trabajas en Dinamarca estás obligado a pagar impuestos. Por tanto, no hay que preocuparse como expatriado en Dinamarca.

La guía fiscal del país samaritano ofrecerá una revisión general del entorno fiscal de Dinamarca. Además, ofrece una explicación detallada de cómo la fiscalidad danesa repercutirá en la declaración de impuestos de su país de origen como expatriado en Dinamarca.

Usted es consciente de que, como contribuyente, todos los ingresos globales están sujetos a impuestos y a la rendición de cuentas. Cualquier expatriado está obligado a presentar su declaración de la renta anualmente. Lo mismo ocurre con Dinamarca. En Dinamarca, el tratamiento fiscal de las distintas clases de ingresos es muy variado.

Hay algunos beneficios para los expatriados que están exentos de impuestos. Sin embargo, como expatriado, su país lo capta como ingreso bruto. Por esta razón, hay una serie de consideraciones relacionadas con las obligaciones fiscales de los expatriados en Dinamarca. Veamos juntos algunas de estas consideraciones.

Impuestos sobre la renta para expatriados en Dinamarca

Del mismo modo que los residentes en Dinamarca están sujetos a impuestos, los no residentes también lo están. Los residentes están sujetos a su impuesto sobre la renta mundial, mientras que los no residentes están sujetos al impuesto sobre la fuente de ingresos danesa. Pues bien, si reside permanentemente o permanece en Dinamarca durante más de 6 meses, se convierte automáticamente en residente.

Sin embargo, es necesario un conocimiento general de la materia. La división del impuesto sobre la renta. El impuesto sobre la renta se divide en una renta neta de capital y una renta personal. Además, para profundizar en esto, la renta personal consiste en los ingresos personales más o menos los ingresos netos del capital y las deducciones permitidas.

Por lo tanto, los expatriados empleados por un empleador residente en Dinamarca están sujetos a un régimen fiscal especial. Los ingresos salariales están sujetos a un tipo impositivo único del 32,84%, que también incluye un impuesto del 8% sobre el mercado laboral. De alguna manera, se espera que se ejecute durante un período de 84 meses. Después de este periodo, el expatriado tiene que hacer frente a las obligaciones fiscales ordinarias. Cualquier otro ingreso que no sea el salario obtenido en el régimen especial, está sujeto a la tributación a un tipo impositivo progresivo normal.

Año fiscal en Dinamarca

Un año fiscal es normalmente un año natural. Para Dinamarca, el año fiscal es también el año natural. Antes de que finalice cada año natural, se realiza una declaración anticipada de ingresos para cada contribuyente. Al final de cada año fiscal, debe presentar la declaración de la renta antes de finales de junio

Entender la retención de impuestos para expatriados en Dinamarca

Si usted es un accionista expatriado, está sujeto a una retención legal del 27% sobre sus ingresos por dividendos. En muchas ocasiones, cualquier persona que pueda acogerse a un convenio de tipo impositivo inferior solicita la devolución de la retención legal. Esto puede ser posible a través de las autoridades fiscales de Dinamarca.

Sin embargo, se ha tomado la iniciativa de ofrecer una desgravación fiscal para evitar la doble imposición de los expatriados. Dinamarca ha firmado un acuerdo de totalización con otros países. Hablar de tratados fiscales comúnmente denominados Acuerdos para evitar la doble imposición . Este acuerdo protege a los expatriados en Dinamarca de la doble imposición. Si puede tributar por sus ingresos tanto en su país de origen como en Dinamarca, este tratado le protegerá.

Para la mayoría de los expatriados, la fuente de ingresos de Dinamarca y del país de ciudadanía debe ser revisada de forma articulada. Es posible gracias a la asistencia de especialistas en fiscalidad internacional. Esto ayudará a ofrecer una aplicación adecuada para cualquier beneficio del tratado.

Requisitos fiscales para expatriados en Dinamarca

Si por casualidad está trabajando en el extranjero, es posible que deba cumplir los requisitos de cumplimentación para satisfacer sus obligaciones fiscales. De lo contrario, no podrá obtener sus tratamientos fiscales preferidos. La exención fiscal y el crédito fiscal para extranjeros sólo se conceden a los expatriados que han presentado correctamente sus declaraciones de la renta.

Los regímenes fiscales especiales de Dinamarca permiten a los investigadores y empleados expatriados tener la oportunidad de adquirir un tratamiento fiscal especial y favorable. Esto significa que todas las instituciones públicas y empresas tienen ahora la oportunidad de atraer y retener a personal expatriado altamente cualificado.