¿Qué son las hipotecas?

This post is also available in: Inglés Bokmål Danés Finlandés Sueco Estonio Letón Lituano Árabe Chino simplificado Francés Alemán Japonés Polaco Ruso Húngaro Ucraniano Holandés Italiano

Una hipoteca es un préstamo que un banco u otra institución financiera concede para ayudarle a comprar una casa. La vivienda que se adquiere con la hipoteca se utiliza como garantía para asegurar el préstamo. Esto significa que si usted no cumple con los pagos de su hipoteca, el prestamista puede ejecutar la hipoteca de su casa. Lo que difiere de las tarjetas de crédito, por ejemplo, porque entonces no hay una garantía en sí.

Las hipotecas suelen devolverse en un periodo de 15 a 30 años, aunque algunos prestamistas pueden ofrecer plazos de hasta 40 años. Cuanto más largo sea el plazo de su hipoteca, menores serán sus pagos mensuales, pero más intereses pagará a lo largo de la vida del préstamo.

Dos tipos de hipotecas

Hay dos tipos de hipotecas: de tipo fijo y de tipo variable. Con una hipoteca de tipo fijo, el tipo de interés se mantiene igual durante toda la vida del préstamo. Con una hipoteca de tipo variable (ARM), su tipo de interés puede cambiar periódicamente, normalmente en respuesta a los cambios del mercado.

Cuando esté pensando en una hipoteca, es importante que compare las ofertas de varios prestamistas para asegurarse de que obtiene la mejor oferta posible. Asegúrese de comparar no sólo los tipos de interés, sino también las comisiones y otras condiciones del préstamo.

¿Cómo puedo conseguir una hipoteca como expatriado?

Si es usted un expatriado, puede tener dificultades para obtener una hipoteca de un prestamista tradicional. Esto se debe a que los prestamistas suelen exigir que usted tenga un trabajo y gane una determinada cantidad de ingresos. También suelen exigir que se tenga un buen historial crediticio.

Si eres un expatriado, hay algunas cosas que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de conseguir una hipoteca:

  • Consigue un cofirmante: Si puedes encontrar a alguien que esté dispuesto a cofirmar tu hipoteca, entonces esto puede aumentar tus posibilidades de ser aprobado.
  • Consigue un mayor pago inicial: Los prestamistas suelen exigir un 20% de entrada en la hipoteca. Si puede poner más que esto, entonces esto puede aumentar sus posibilidades de ser aprobado.
  • Consiga un plazo de préstamo más corto: Si puedes conseguir un préstamo con un plazo más corto, entonces esto puede aumentar tus posibilidades de ser aprobado.
  • Consigue un préstamo a tipo fijo: Si puedes conseguir un préstamo a tipo fijo, entonces esto puede aumentar tus posibilidades de ser aprobado.

¿Cuáles son los documentos necesarios para una hipoteca?

Si está solicitando una hipoteca, tendrá que aportar los siguientes documentos:

  • Identificación: Deberá presentar algún tipo de identificación, como el pasaporte o el permiso de conducir.
  • Ingresos: Tendrá que aportar pruebas de sus ingresos, como talones de pago o declaraciones de impuestos.
  • Activos: Tendrá que aportar pruebas de sus activos, como extractos bancarios o cuentas de inversión.
  • Pasivos: Tendrá que aportar pruebas de los pasivos, como extractos de tarjetas de crédito o extractos de préstamos estudiantiles.
  • Propiedad: Tendrá que presentar una prueba de propiedad, como una escritura o una declaración de hipoteca.

¿Qué es un proceso hipotecario?

El proceso hipotecario es el proceso de obtención de un préstamo hipotecario. Comienza con la solicitud y termina con el cierre del préstamo.

El proceso suele durar entre 30 y 45 días, pero puede ser más largo según las circunstancias.

Hay muchos pasos en el proceso hipotecario, entre ellos:

  • Solicitud: La solicitud es el primer paso del proceso. La solicitud recoge información sobre usted, sus finanzas y sus objetivos como prestatario.
  • Pre-aprobación: La preaprobación es una carta del prestamista en la que se indica que le prestará dinero basándose en la información que ha proporcionado en la solicitud.
  • Cierre: El cierre es el último paso del proceso. Usted firmará los documentos y el prestamista transferirá los fondos al vendedor.

Conclusión:

En conclusión, las hipotecas son préstamos que se pueden utilizar para comprar una vivienda. Si tiene una buena puntuación crediticia, unos ingresos estables y un pago inicial, es posible que pueda obtener una hipoteca. Si es usted un expatriado, puede tener dificultades para conseguir una hipoteca.