El momento perfecto para el sexo, cómo seguir la ovulación y la fertilidad – Guía completa

This post is also available in: Inglés Bokmål Danés Finlandés Sueco Estonio Letón Lituano Hindi Árabe Chino simplificado Francés Alemán Japonés Polaco Ruso Húngaro Tailandés Ucraniano Vietnamita

La tasa de fertilidad en los países escandinavos es baja – tan baja que nos sentimos obligados a educaros a los nuevos expatriados en el arte de hacer bebés, para que podáis hacer un esfuerzo contribuyendo a la reserva genética escandinava.

Personas de todo el mundo viajan a Dinamarca para someterse a tratamientos de fertilidad. Miles de mujeres acuden cada año a los países escandinavos en busca de una mayor esperanza de tener un bebé. Con una sociedad menos estigmatizada y excelentes posibilidades de tratamiento, no es de extrañar.

Pero, ¿y si te decimos que es posible aumentar las probabilidades de concebir por tu cuenta? Todo lo que tienes que hacer es seguir tu periodo de ovulación y elegir el mejor momento para tener relaciones sexuales. Si no tienes ni idea de cómo hacerlo, has llegado al lugar adecuado.

Esta es una guía detallada para toda mujer que quiera aprender a planificar su fertilidad. La información que figura a continuación puede ayudarle a mantenerse en el camino.

Comprender la fertilidad y la ovulación

Más del 70% de las mujeres estadounidenses creen que pueden concebir un hijo cuando les apetezca. Sin embargo, de cada 100 parejas, entre 12 y 13 no pueden quedarse embarazadas tan fácilmente, afirma la Oficina de Asuntos de Población de Estados Unidos.

La verdad es que muchas mujeres no tienen ni idea de la importancia de seguir su propio ciclo reproductivo (ovulación). Para la región nórdica, esto no siempre fue un problema. Sin embargo, para países como Estados Unidos, esto se ha convertido en un problema serio.

La tasa de fecundidad total en los países escandinavos, especialmente en Suecia, fue de 1,76 hijos por mujer, según se registró en 2018. Estas tasas son mucho más altas que las registradas en Lituania, con 1,6, y en Estados Unidos, con 1,72.

¿Por qué es importante la ovulación?

La ovulación es un componente clave para concebir un hijo. Durante este proceso, el óvulo se libera de los ovarios. Está maduro y listo para ser fecundado. El periodo de ovulación dura seis días, y en ese momento el óvulo tiene más posibilidades de quedar impregnado.

Echa un vistazo al siguiente gráfico. Representa sus posibilidades de concepción en función de los días anteriores y posteriores a la ovulación. Las estadísticas proceden de investigaciones clínicas publicadas por la Biblioteca Nacional de Medicina.

En pocas palabras, la ovulación proporciona a las mujeres una ventana fértil. Esta es una oportunidad mucho mejor para quedarse embarazada. Cada ventana fértil dependerá del ciclo menstrual de la mujer. Dado que cada mujer tendrá un ciclo diferente, los resultados variarán. Lo importante es aprender a utilizar los tres días anteriores y el día de la ovulación para obtener los resultados deseados.

La razón es relativamente sencilla. Los espermatozoides y los óvulos pueden permanecer vivos durante un corto periodo de tiempo. El esperma tiene una vida máxima de 5 días, mientras que el óvulo sólo puede ser inseminado un día después de haber sido liberado de los ovarios.

En otras palabras, tanto el hombre como la mujer deben elegir el momento ideal para que la fecundación tenga éxito. De lo contrario, es más probable que fracasen.

Hecho: las mujeres deben aprovechar al máximo el ciclo de ovulación si quieren quedarse embarazadas.

Ficción: Las mujeres pueden concebir un hijo en cualquier momento y cualquier día.

¿Qué tiene que ver el tiempo con la fertilización?

El óvulo tiene que estar lo suficientemente maduro para ser fecundado. Al ovular, los ovarios liberan el óvulo y éste se desplaza por las trompas de Falopio. Este es el periodo exacto en el que el óvulo podría ser fecundado. Las trompas de Falopio proporcionan el entorno perfecto para la creación de un embrión. Este embrión se convertirá en un bebé.

Sin el momento adecuado, no es posible que el óvulo quede impregnado. El óvulo no se liberará y el esperma no podrá fecundarlo. Para que la concepción tenga éxito, las parejas deben mantener relaciones sexuales sin protección durante el tiempo o antes de la ovulación.

Una vez que el óvulo sale de la trompa de Falopio, entre 12 y 24 horas después de la ovulación, la mujer no puede quedarse embarazada. Como la ventana fértil se ha cerrado por completo, las probabilidades son extremadamente bajas. Sin embargo, eso no significa que no deba tomar las precauciones adecuadas. Los anticonceptivos son la alternativa ideal cuando se trata de mantener la seguridad durante el coito o evitar el embarazo.

¿Cómo detectar la ovulación?

El seguimiento de tu ciclo menstrual es la clave para saber cuándo estás ovulando. Con un seguimiento adecuado, sabrás cuál es el momento perfecto para concebir un hijo. Aquí tienes un par de trucos que te ayudarán a localizar tu ovulación.

  • Ciclo menstrual – El ciclo menstrual es el principal indicador de cuándo está ovulando una mujer. Para quienes tienen un ciclo normal, la ovulación suele aparecer unos 10-16 días antes de que comience el sangrado. Las mujeres cuyo ciclo comienza el mismo día cada mes tendrán más facilidad para determinar el periodo de ovulación.
  • Cambiosen la temperatura corporal: los cambios repentinos en la temperatura corporal también son útiles. Cuando el cuerpo femenino experimenta la ovulación, la temperatura se eleva ligeramente más de lo habitual. Esto se puede detectar con un simple termómetro.
  • Secreción – El cuerpo comenzará a liberar una secreción clara, húmeda y resbaladiza. Los expertos lo denominan moco cervical y aparece antes y durante la ovulación.
  • Kits de predicción – Si tu ciclo menstrual es difícil de predecir y la temperatura corporal no muestra cambios demasiado significativos, puedes utilizar un kit de predicción. Los kits de predicción de la ovulación están diseñados para detectar las fluctuaciones hormonales, que son un claro indicador de la ovulación.

Consejo: Si su ciclo siempre tiene una duración diferente, puede planificar una duración media. Cada ciclo puede durar un número diferente de días. Algunas mujeres experimentan periodos regulares, mientras que otras nunca siguen un patrón predecible.

Las mujeres que no pueden seguir su ciclo pueden elaborar un plan de duración media. Todo lo que tienen que hacer es monitorear sus últimos tres ciclos y ver cuándo comenzaron. Para calcular la duración media, hay que sumar el número de días que han durado los tres ciclos. A continuación, divide el número total entre 3. El resultado final determinará la longitud media.

Por ejemplo: Digamos que tu primer ciclo duró 27 días, el segundo 31 y el tercero 27. Tendrías que calcular el siguiente resultado:

27+31+27 = 85

Luego, divide los 85 por 3 y obtendrás 28 días. El número 28 será su longitud media.

Signos típicos de la ovulación

Aparte del seguimiento del ciclo menstrual o de los cambios de temperatura corporal, hay otros signos más claros que indican que estás ovulando. Estas señales incluyen:

  • Aumento del deseo sexual
  • Calambres (leves o fuertes) en la parte inferior del abdomen
  • Cérvix blando
  • Vagina o vulva hinchada
  • Manchas ligeras

Algunos de ellos cambiarán a medida que avance la ovulación. Pero, todos ellos significan una cosa: tu ventana fértil está ahora abierta. La verdad es que muchas mujeres experimentarán varios cambios. Ya sea en los síntomas o en el nivel de dolor y calambres, que están sintiendo. Lo importante es que prestes atención a las fluctuaciones hormonales si quieres determinar tu pico de fertilidad más alto.

Cómo maximizar las probabilidades de concepción

Tener sólo relaciones sexuales sin protección durante la ovulación no es lo único que importa. Los expertos creen que si los pacientes quieren aumentar sus posibilidades de concebir, tienen que prestar atención a varios factores que pueden interferir en todo el proceso.

Técnicamente, las probabilidades de que una mujer quede embarazada durante la ovulación oscilan entre el 20% y el 30%. En otras palabras, todavía existe la posibilidad de que no funcione. Si quieres aumentar tus probabilidades, tendrás que probar las siguientes cosas:

  • Limitar el consumo de alcohol
  • Evitar fumar
  • Mantener un peso corporal saludable
  • Tener relaciones sexuales regulares

El alcohol desempeña un papel muy importante en las tasas de fertilidad. Los estudios demuestran que las parejas que han consumido alcohol con frecuencia tienen un 18% menos de posibilidades de concebir un hijo en comparación con los bebedores moderados. El alcohol reduce el número de espermatozoides en los hombres y altera la fertilidad en las mujeres. Cuando se combina con malos hábitos alimenticios y una ingesta nutricional inadecuada, las tasas de reproducción son aún más bajas.

Fumar es otro problema. No sólo disminuye la fertilidad, sino que también afecta al desarrollo del feto. Las sustancias químicas de los cigarrillos exponen al esperma y al óvulo a daños en el ADN. También pueden dañar al feto si se consumen en grandes cantidades.

Mientras que las personas con sobrepeso tendrán dificultades para regular su ovulación, las mujeres obesas tendrán niveles más altos de leptina. Esto creará un desequilibrio hormonal masivo y reducirá las tasas de fertilidad. Luego tienes el factor básico, que es el sexo regular.

Algunas personas creen que tener una sola relación sexual sin protección les ayudará a tener un bebé. Pero no siempre es así. A veces, el cuerpo necesitará un par de días para dar ese giro. En estos casos, es mejor tener relaciones sexuales a menudo y aumentar las probabilidades.

¿Importa la edad?

Sí. La edad es crucial a la hora de intentar concebir. La fertilidad de las mujeres empieza a disminuir a partir de los 35 años. En las mujeres mayores, las tasas de fertilidad experimentan un descenso constante. Para tener más posibilidades de tener un bebé, las parejas deben ser más jóvenes, preferiblemente de 20 años.

¿Cuándo contactar con un médico?

Si el seguimiento de la ventana fértil no produce resultados favorables, es posible que quieras consultar a un médico. Pueden ayudar a identificar cualquier barrera que pueda frenar su progreso. Es posible que tenga que recibir un tratamiento adecuado o suplementos que puedan aumentar las probabilidades.

En el caso de las parejas menores de 35 años, es conveniente consultar al médico después de un año de intentos. Las parejas mayores deben esperar seis meses después de intentarlo para pedir ayuda. Afortunadamente, el sistema de atención sanitaria en Escandinavia se considera excelente y gratuito -al menos en esta zona en particular-, por lo que si te quedas como expatriado puedes conseguir fácilmente ayuda para tu fertilidad.